Desde LAB Altea te invitamos a conocer a Josep Borrell quien se desempeña como Strategy Manager en el departamento de Patrocinio Global  del Real Madrid. Las vueltas de una vida ligada al deporte y los desafíos que supone reinventarse constantemente en el ámbito profesional.

Tras pasar su infancia en Altea, comenzó su formación profesional ligada al rendimiento deportivo. El tiempo lo llevó a un cambio de rumbo hacia el Marketing Deportivo, realizando un Máster en Edimburgo. Una decisión que lo ha mantenido ligado al «sport business» por casi una década. Durante esta última ha trabajado en consultoría en Nielsen Sports y luego en el Valencia CF . Actualmente lleva seis meses trabajando en el Real Madrid.

«El patrocinio deportivo crece muchísimo en estos momentos, es una industria muy boyante, estoy disfrutando mucho por la cantidad de marcas  que ayudamos e intentamos aconsejar con su estrategia y atraerla para hacer este tipo de inversiones«, sostiene.

Viajar/ cambiar / conocer

Josep describe el salir de Altea como una de las mejores decisiones de su vida. Esta última lo ha llevado a vivir en Reino Unido por más de 5 años, dividiendo su tiempo entre Edimburgo, Newcastle y Londres.

 Aprendí muchísimo de conocer otras culturas, nueva gente, empezar desde cero varias veces. A nivel profesional me ha dado ese empuje también a experimentar cosas que nunca hubiera pensado vivir y me ha dado seguridad y tranquilidad respecto a mi carrera.

Definir un camino profesional no ha sido una decisión particularmente sencilla. Los cambios y la experiencia han sido factores determinantes en la elección de su actual carrera.

Josep Borrell y Jaume Lloret

«Nunca he tenido una vocación. El deporte siempre ha sido lo que me ha motivado a nivel práctico y de trabajo, pero vi que dentro del mundo del rendimiento deportivo no iba a tener tantas posibilidades o no me motivaba tanto » , asegura.

«Hice un cambio de carrera prácticamente total dentro del deporte y encontrando estos trabajos me di cuenta que era algo que me interesaba y que me proporcionaba cierta felicidad a nivel profesional y por eso perseguí esa carrera»

La búsqueda de equilibrio

Los desafíos y cambios constantes que dan forma al crecimiento profesional, no han estado exentos de sacrificios. El mudarse de ciudad, enfrentarse a nuevas culturas o modificar el entorno de trabajo, plantea tanto una oportunidad como una problemática. Es allí donde el equilibrio con la vida personal se convierte en un foco de atención importante.

«Es muy difícil y a veces tienes que sacrificar cosas de tu vida personal. La vida son todo decisiones y a veces nos equivocamos,  pero hay que ir hacia adelante con lo que decides».

Para mi la vida profesional no lo es todo. Lo que estoy trabajando ahora es para que en un futuro la vida personal tenga mucho más peso que la profesional.

Respecto a su experiencia actual en Madrid asegura que, si bien lo mantiene motivado, lo ve como algo temporal y la búsqueda de estabilidad es algo que preocupa en su futuro.

«Si que me gustaría establecerme en algún sitio. A lo mejor experiencias de dos años fuera no lo descarto si es un lugar que realmente me apasione y se adapte a mi vida personal también. Que no sea un cambio solo por la experiencia laboral, que es lo que estoy haciendo ahora. Espero que en los próximos 5 años pueda decidir donde quiero vivir e instalarme».

Coworking

Como parte de la comunidad de Labers  de Lab Altea, Josep aprovecha este espacio de coworking para trabajar cada vez que vuelve a su pueblo.

«Prefiero salir de casa y trabajar en un entorno profesional. Me gusta porque puedo conocer a gente nueva y tengo un espacio donde todo el mundo está trabajando y me puedo concentrar. No soy muy de trabajar en casa. Me gusta cambiar de espacio por que así divido un poco lo personal y el territorio laboral. Por eso intento siempre usar coworkings».